Así es Venecia ━ Recorriendo sus canales

By | 12 noviembre, 2015

Un sueño

Tengo que pellizcarme para darme cuenta de donde estoy, en Venecia. Tanta belleza me hace sentirlo irreal.

Todas esas imágenes que se guardan más allá de la retina, esos cuadros tan admirados de Canaletto y de Turner, a pesar de su belleza no hacen honor a lo que ahora estoy viendo.

venecia

Recorrer en vaporetto el Gran Canal admirando la elegancia de los edificios, la presencia imponente de los palacios como Ca’d’Oro o el Palacio Grassi e iglesias como la de los Scalzi o Santa Maria de la Salud; pasar por debajo de los impresionantes puentes, como el comercial Rialto, o el de la Academia; para salir al canal de la Giudecca y desde lejos intuir la aguja que toca el cielo… el Campanile, y a continuación, casi sin darte tiempo a asimilar lo que ven nuestros ojos, está allí, majestuosa, bella, histórica, impresionante… la Plaza de San Marcos.

venecia

No sé donde mirar; el Palacio del Dux, recio, perfecto y detrás el singular Puente de los Suspiros, donde si el bullicio de la multitud que lo visita lo permite, parece que el ruido de las aguas que pasan por debajo, murmullan los suspiros de los condenados que veían perdida su libertad camino del calabozo.

venecia

Las góndolas, guardianas de tanta belleza, esperándonos como símbolos de la ciudad. Símbolos tantos.

La basílica de San Marcos, atrevida, insultante, duele tanto arte.

Siento un nudo en la garganta, me emociono, son muchas las sensaciones y siento que la respiración se corta.

venecia

Atardecer en San Marco y los últimos rayos del sol atacan como espadas los mosaicos dorados de la fachada de la Basílica, y éstos rechazan la embestida con unos destellos que duelen al mirarlos.

Música, se oye música, que sale una detrás de otra de las múltiples orquestas situadas en cada terraza de café. Café, el Florian, representativo, imprescindible, con sabor y olor de tiempos pasados y tan presente bajo los soportales.

Y desde allí caminar callejeando por las estrechas calles, rodeadas de los húmedos canales hasta Rialto; el puente sobre el Gran Canal, ahora visto desde arriba. Y sus comercios, que salen uno tras otro, ofreciéndonos sus pertenencias, para que dejen de ser suyas y pasen a ser nuestras. Cristales coloridos en forma de miles de objetos, anillos, jarrones, copas… Murano, trasparente, brillante, delicado y bello, sobre todo bello. Máscaras, grandes, pequeñas, risueñas, enigmáticas, misteriosas, artesanales y bellas, sobre todo bellas.

venecia

Así es Venecia, imponente y elegante como sus edificios; impresionante y majestuosa como sus palacios; histórica y romántica  como sus puentes; insultante de belleza como su basílica y sus iglesias; atrevida y emocionante como la plaza de San Marcos; con aroma y gustos del pasado en el presente, como sus cafés. Transparente, colorida, brillante como su cristal; enigmática, risueña, misteriosa como sus máscaras y bella sobre todo, insultantemente bella.

Así es Venecia Click to Tweet

Fotografías de las ilustraciones de Venecia, de la colección Anaya Touring, Cuaderno de viaje.

¿Cuál es tu opinión sobre la ciudad italiana de los canales?

Mayte

Mayte

Viajar, una de mis pasiones y qué mejor forma que compartirla a través de mis escritos. Siempre con ganas de conocer y aprender.
Mayte

Latest posts by Mayte (see all)

¿Te gusta lo que has leído?

¿Te has quedado con ganas de más y quieres suscribirte al blog?

Recibe la Newsletter gratuita en tu correo con todas las novedades, consejos y artículos exclusivos, y solo... una vez al mes.

Nada de spam, lo prometo.

Author: Mayte

Viajar, una de mis pasiones y qué mejor forma que compartirla a través de mis escritos. Siempre con ganas de conocer y aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor introduce los carácteres de la imagen

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada