10 Maneras de dormir en un avión

By | 15 marzo, 2015

¿Eres una de esas personas a las que normalmente les cuesta dormir en los aviones e incluso tras cambiar varias veces de posición no consigues encontrar la adecuada y dormir? Yo soy una de ellas. […]

Tanto en los viajes en los que vas solo, como, lo que casi peor; rodeado de amigos o conocidos, que en cuanto despega el avión ya están durmiendo, todos menos tú, claro…

Hay otras alternativas para intentar que el viaje sea lo más ameno posible, desde escuchar música, ver películas o leer; teniendo en cuenta que si vas en clase turista, con menos comodidades y quedan muchas horas de viaje por delante, seguramente se te hará largo si no descansas un poco.

Aunque el artículo está dedicado a los aviones, muchas de estas sugerencias pueden servir para viajes en otros medios de transporte como tren o autobús, en los que el espacio que tenemos es bastante reducido.

Allá vamos:

dormir en un avión

  1. Cerca de la ventana

Es una de mis preferidas, con un cojín, manta o algo mullido entre el asiento y el cristal, no os preocuparéis por lo lejos que estáis del pasillo si queréis ir al baño, estaréis demasiado ocupados durmiendo.

  1. La bandeja

No solo sirve para apoyar la comida o el tentempié que nos sirvan durante el vuelo. Sacadla del asiento de delante y apoyad la cabeza e incluso los brazos sobre ella. El inconveniente es que seguramente acabéis con dolor de cuello o cervicales si estáis así mucho tiempo.

  1. Emparejados

Si vas con vuestra pareja puede ser la posición perfecta para ambos, se trata de reposar la cabeza sobre el hombro de la otra persona, de modo que él/ella pueda hacer lo mismo sobre vuestra cabeza.

  1. Sentado

La más simple de todas, apoya la cabeza en el asiento si tienes gafas de sol o antifaz para dormir, póntelo, empieza a contar ovejitas (o aviones) y déjate llevar por el sueño.

  1. Almohada viajera

La almohada de viaje es una buena opción para estar más cómodos, compatible con la opción anterior para evitar que la cabeza vaya de lado a lado, no molestar al vecino de asiento y despertarnos.

  1. Seudo-Cama

Si tenéis la suerte de que en vuestra fila no se siente nadie o encontrar alguna libre, no lo dudéis y acomodaros y si os pueden traer una manta y una almohada mejor que mejor. (Al final del post os explico como podéis crear una almohada, si no la conseguís de otra manera).

  1. Modo cangrejo

Si estáis en uno de los asientos cerca del pasillo basta con poner las piernas hacia ese lado, incluso encima del reposa-brazos; y girar el cuerpo, pero tened cuidado porque podríais molestar a los auxiliares de vuelo.

  1. Reclinado

Es otra de las más sencillas, solo tenéis que reclinar el asiento, siempre que no moleste a la persona que esté sentada detrás de vosotros. Y no olvidéis poner una alarma antes del aterrizaje si no queréis que os despierte de repente uno de los auxiliares de vuelo para ponerlo recto.

  1. Mareadillo

Espero que no os ocurra, pero si desgraciadamente os mareáis, la mejor postura para evitar la náusea es con las piernas cruzadas, los brazos pegados al pecho y la cabeza agachada sobre las rodillas.

  1. Dormir sí o sí

Si después de probar estas posiciones aún no habéis conseguido dormiros o relajaros un poco, sólo queda la opción de alguna infusión o somnífero (valeriana), bajo recomendación de expertos y nunca por tu cuenta.


Con estos consejos y algunos de los accesorios para viajes, ya sea antifaz, almohada, tapones para los oídos, manta incluso algunas opciones que he visto por la web como collarines mullidos que sostienen la cabeza o almohadas inflables; espero que consigáis llegar sanos y salvos al destino y habiendo descansado un poco.

Por último, como he citado en el artículo; os propongo como hacer vuestra propia almohada, si os habéis dejado en casa la de los viajes, y lo mejor es que solo necesitas una sudadera.

Cómo transformar una sudadera en una∴ Fotos: conceptualdevices ∴ Diseño: viayaiza

 ¡Que tengáis un buen vuelo viajeros! ✈

Yaiza

Madrileña de los pies a la cabeza, que ha vivido también en la Bella Italia, pero no cambia su cielo de Madrid. Amante de la fotografía que adora inmortalizar momentos con su cámara y contar historias. Odia hacer la maleta aunque le encanta buscar nuevos destinos y aprender idiomas. Nunca pierde un avión, las oportunidades no hay que dejarlas escapar y menos si se van volando.
Author: Yaiza

Madrileña de los pies a la cabeza, que ha vivido también en la Bella Italia, pero no cambia su cielo de Madrid. Amante de la fotografía que adora inmortalizar momentos con su cámara y contar historias. Odia hacer la maleta aunque le encanta buscar nuevos destinos y aprender idiomas. Nunca pierde un avión, las oportunidades no hay que dejarlas escapar y menos si se van volando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor introduce los carácteres de la imagen

Por favor escriba los caracteres de la imagen captcha en el cuadro de entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.